Consejos para proteger tu piel en verano

Estamos morenos, muy morenos, sí… Pero ¿nos estamos jugando la juventud y salud de nuestra piel con nuestro deseo de estar bronceados? Todos conocemos, o eso creemos, las consecuencias de una alta exposición solar, pero realmente no somos conscientes de que cualquier nivel de bronceado nos pone en riesgo de sufrir fotoenvejecimiento y/o cáncer de piel.

A continuación te voy a dar unos breves consejos para que elijas un buen fotoprotector solar.

¿Qué es eso de SPF, UVA, UVB que aparece en los botes de crema?

El SPF, Sun Protection Factor, o Factor de Protección Solar, es el tiempo de protección solar que tenemos ante la exposición a los rayos solares. Es un poco complicado de entender, así que te lo aclaro con un ejemplo: un SPF 30 indica que nuestro nivel de protección frente a un riesgo de quemadura es 30 veces superior que si no estuviéramos utilizando un fotoprotector.

¿Los rayos UVA Y UVB son lo mismo?, ¿hay uno peor que otro? No y sí. Los rayos ultravioletas provenientes del sol son los UV, y si consideramos el nivel de profundidad en la piel nos encontramos con los rayos UVA o UVB.

Los UVA son Son los rayos ultravioletas que más llegan a la superficie de la Tierra. Son, por tanto, aquellos que llegan a capas profundas de la piel. Debido a ellos se producen las arrugas y el envejecimiento prematuros de la piel.

Los UVB son rayos ultravioleta que no llegan a capas tan profundas de la piel como los UVA pero son los responsables de las quemaduras y de ese color rojo de estilo “salmonete”.

Dicho esto, te recomiendo un protector solar con FPS de amplio espectro: “los protectores solares con esta etiqueta brindan protección tanto contra rayos ultravioleta tipo A (UVA) como los del tipo B (UVB). Todos los productos de protección solar brindan protección contra los rayos UVB, los cuales son la causa principal de las quemaduras de sol y cánceres de piel. Sin embargo, los rayos

UVA también contribuyen al cáncer de piel y al envejecimiento prematuro de la piel. Únicamente los productos que pasan una determinada prueba pueden etiquetarse como de “amplio espectro”.

Los productos que no son de “amplio espectro” deben tener una indicación que solo brindan protección contra quemaduras de sol, no contra cáncer ni envejecimiento de la piel”, según la American Cancer Society.

– ¿Protectores solares? ¿Cuáles elijo?

En esta imagen te muestro tres de los protectores solares que estoy utilizando este verano. Dos de ellos son de VICHY y el tercero de ISDIN. Los tres protegen contra los rayos UVB y los UVA. No olvides que en cualquier caso debes renovar de manera frecuente la protección, no basta con aplicarla una vez durante la exposición; el contacto con el agua, la sudoración y el roce con la ropa harán que la eficacia del protector se vea mermada.

Los dos de VICHY son de tipo leche, por lo que su aplicación es más fácil. Son protectores de textura muy ligera. Uno de ellos cuenta con FPS 50+, es el que utilizo para el rostro y cuerpo durante los primeros días de exposición solar. El segundo, de FPS 20 lo utilizo para el cuerpo en las horas menos agresivas de sol.

El de ISDIN es un aceite fotoprotector activador del bronceado y de acabado seco. Cuenta con la tecnología Pro-Melanin, ayudando a estimular la generación propia de melanina y permitiendo obtener un bronceado natural. Lo utilizo para brazos y piernas, alternándolo con la leche corporal.

Puedes encontrar todos estos protectores solares en Primor, en Centro Comercial Vialia.

Me gustaría hablarte de la línea de cuidado solar de RITUALS. Son productos que cuentan con un sistema de protección avanzado que contiene un potente complejo antioxidante natural, con té blanco ecológico, vitamina E natural y ginkgo biloba. Sus protectores solares son resistentes al agua.

Puedes encontrar todos estos productos en el establecimiento de la marca en nuestro centro comercial.

En esta foto llevo bañador de rebajas de Intimissimi Uomo, de Centro Comercial Vialia.

Creo que tienes alguna que otra opción para protegerte frente a los rayos solares. No olvides hacerte con una buena hidratante “after sun”, es fundamental hidratar la piel después de una jornada de sol. Pero recuerda, cualquier exposición solar pone en riesgo a nuestra piel, así que no olvides prestar atención a su cuidado.

¡Nos vemos muy pronto!

4 209
Eduardo

Deja tu comentario.