catedral de malaga

5 curiosidades de la Catedral de Málaga que te sorprenderán

Considerada una de las más preciadas joyas renacentistas de Andalucía, la Catedral de Málaga destaca por su gran altura y por una serie de singularidades que la convierten en una construcción muy especial. Este templo, cuya edificación requirió más de dos siglos y medio, está declarado como Bien de Interés Cultural… ¡Una calificación que se ha ganado a pulso!

Pero estos no son los únicos aspectos que la caracterizan, ni por asomo. Existen otros muchos, que probablemente desconozcas y que te sorprenderán, y que hoy te traemos en nuestro blog. ¡Sigue leyendo y descubre cinco curiosidades sobre la Catedral de Málaga que te dejarán con la boca abierta!

 

1. La construcción de la catedral no está finalizada

Pese a lo imponente que resulta, solo si te detienes unos segundos a contemplar su fachada frontal te darás cuenta de que la catedral nunca acabó de construirse por completo. Este hecho queda patente al comparar sus dos torres, que debieran ser gemelas: mientras la primera luce en todo su esplendor, elevándose 87 metros sobre el suelo y convirtiendo a esta en la iglesia más alta de toda la comunidad autónoma, la otra se encuentra inacabada.

Le falta aproximadamente la mitad de la altura proyectada por su autor. Da la impresión de que el edificio fuera manco… De ahí el sobrenombre por el que se conoce popularmente entre los habitantes de la ciudad a su catedral: La Manquita.

Esta peculiaridad, lejos de desmerecer el conjunto del edificio, se convierte en una seña de identidad, así como en un elemento que atrae la atención de quienes visitan nuestra ciudad. Es imposible resistirse a fotografiarla. ¿Cómo podrías perdértelo si tienes previsto viajar a Málaga?

 

2. Una leyenda relata el por qué de su torre inacabada

 

torre

Ahora que ya conoces su principal curiosidad, seguro que te estarás formulando la inevitable pregunta: ¿Por qué una de sus dos torres no se terminó? Una leyenda parece tener la respuesta a este misterio. Según esta, ambas fueron proyectadas para ser idénticas por parte del arquitecto Diego de Siloé, sin embargo, la torre sur nunca llegó a concluirse dado que el dinero destinado a finalizarla fue donado a las Guerra de Independencia de los Estados Unidos.

Esta teoría se sustenta en la historia del malagueño Bernardo de Gálvez, un militar que ayudó a Estados Unidos en este conflicto bélico. Los americanos agradecieron su contribución poniendo su nombre a una ciudad del estado de Texas, Galveston, y enviando una placa a Málaga dejando constancia de que se otorgaba «en gratitud por la ayuda económica proporcionada por Gálvez en la Guerra de la Independencia de EE.UU.». Esa placa se muestra en la puerta del patio interior que da acceso a la Iglesia del Sagrario.

Quienes no dan credibilidad a esta historia argumentan que los fondos se destinaron a hacer realidad una carretera que permitiese conectar Málaga con Vélez-Málaga. Un proyecto que gozaba de mayor urgencia en aquel momento, pero una anécdota mucho menos jugosa.


3. Un cuadro pintado sobre la piel de un elefante

Si visitas La Manquita, no olvides contemplar los cuadros que se muestra en su interior; seguro que encuentras uno que te llama particularmente la atención. Lo primero por lo que destaca es por su tamaño, ya que esta creación de forma ovalada alcanza una decena de metros de altura.

Pero no son sus colosales dimensiones lo que hace de esta obra otra de las mayores curiosidades del templo; lo auténticamente sorprendente es el material empleado como lienzo. Su autor utilizó la piel completa de un elefante para dar rienda suelta a su talento. Este cuadro, perteneciente a la escuela italiana, se inspira en la Exaltación de San Francisco Caracciolo, un santo italiano que vivió entre los siglos XVI y XVII.

4. Es una catedral de película

 

película

No es solo un decir, ni una exageración al amparo de su arquitectura y los diferentes estilos arquitectónicos que conviven en su interior. Esta catedral ha sido escenario del rodaje de varias películas. Una de las más destacadas fue «El puente de San Luis Rey», estrenada en el año 2004.

Dirigida por Mary McGuckian, se trató de una producción histórica producida por Estados Unidos, Gran Bretaña y España, y protagonizada por Robert De Niro, Gabriel Byrne y Harvey Keitel. Llegó a recaudar 1,8 millones de euros en taquilla. También se grabaron en su interior varias escenas de la serie de Netflix «Warrior Num», haciendo pasar a este templo por el Vaticano.

5. La entrada es gratuita

Si después de todo lo que acabas de descubrir sobre esta construcción, como es normal, deseas visitarla… Estás de suerte. ¡La entrada es totalmente gratuita! Deberás aprovechar, eso sí, la mañana el domingo para acceder a su interior. También es posible hacerlo otros días, pero siempre en horarios de misa. Eso sí: estas visitas no incluirán audio guía.

¿Te ha parecido poco? No te preocupes: la Catedral de Málaga te espera para mostrarte sus mil y una peculiaridades. ¿Conoces alguna otra curiosidad? ¡Te leemos!

0 827
Vialia

Deja tu comentario.