Castillo de Gibralfaro

5 CURIOSIDADES SOBRE EL CASTILLO DE GIBRALFARO QUE TE SORPRENDERÁN

Situado en lo alto de una colina y a cuyos pies se extiende la ciudad de Málaga, el Castillo de Gibralfaro fue edificado en el siglo XIV con el mero fin de proteger la Alcazaba de la ciudad. Esta fortificación es una parada obligatoria en la capital, además de por su innegable belleza y por tener las mejores vistas de toda la ciudad, porque está considerado Bien de Interés Cultural.

El Castillo no solo destaca por sus vistas, sino también por su historia. ¿Estás dispuesto a conocer algunos datos curiosos sobre esta fortaleza malagueña?  ¡Sigue leyendo y descubre cinco curiosidades sobre el Castillo de Gibralfaro que te dejarán con la boca abierta!

El nombre de Gibralfaro proviene de los fenicios

El nombre del Castillo de Gibralfaro proviene de un antiguo faro que había en la cúspide del monte, en la época fenicia. La palabra gibralfaro deriva de Jabal-Faruk, cuyo significado es Monte del Faro. Tanto fenicios como romanos ocuparon este lugar, pero fue el rey nazarita Yusuf I, en 1340, quien lo convirtió en fortaleza.

fenicios

 

Su fortaleza, la más inexpugnable de la península Ibérica

 

fortaleza

 

Fue considerada durante un tiempo la fortaleza más inexpugnable de toda la península. Esto se debe a su doble recinto de murallas que rodean el castillo y a sus ocho torreones. 

El recinto interior es cerrado, por lo que permitía hacer el camino de ronda por todo el perímetro de la fortaleza. Además, la muralla exterior, está compuesta por muros dispuestos con formas zigzagueantes que unen la Alcazaba con el Castillo.

Sus funciones a lo largo de la historia

A lo largo de su historia, el Castillo de Gibralfaro ha tenido diferentes y variados usos. Si bien el castillo, que se utilizó en época musulmana como segunda fortaleza de la ciudad, una vez los Reyes Católicos conquistaron la ciudad, quedaría como residencia temporal para Fernando el Católico. 

El Castillo de Gibralfaro ha sufrido y soportado grandes desastres entre los que cabe destacar un terremoto en el año 1680 y el bombardeo de los buques franceses a la ciudad de Málaga  en 1693.  Por eso, también cumplió la función de cárcel durante la Guerra del Rosellón y la de Hospital (Hospital Real de San Luis) por orden de Manuel Godoy, Secretario de Estado.             

Unos años más tarde, allá en 1810, las tropas napoleónicas invaden Málaga, por lo que estas acaban instalándose en el Castillo. 

Finalmente, en 1931, fue declarado Monumento Histórico Artístico, por lo que da comienzo a su rehabilitación junto con la Alcazaba para convertirse en monumento, su actual función. 

monumento

 

El castillo como resultado de cuatro grandes etapas

La Alcazaba, junto con el Castillo de Gibralfaro, es el resultado de un proceso histórico muy largo que ha pasado por cuatro etapas para llegar a estar como lo observamos actualmente. En primer lugar, el periodo islámico (s. X-XV), seguido de la conquista de los Reyes Católicos al siglo XVIII, su abandono y deterioro desde el siglo XIX al XX, y su recuperación como Monumento Histórico Artístico, desde 1930 a la actualidad.

 

Forma parte del escudo de la ciudad de Málaga

 

Málaga

 

Tras la conquista católica de Castilla, Fernando de Aragón tomó posesión del Castillo y para enaltecerlo le otorgó el honor de formar parte del escudo de la ciudad de Málaga, que sigue vigente en la actualidad.

Si te ha parecido interesante, imagínate lo que sería descubrir por ti mismo esta fortaleza malagueña. Ve, aventúrate dentro de sus majestuosas murallas y no te olvides de disfrutar sus magníficas vistas. 

0 210
Vialia

Deja tu comentario.